Frida

No se tu verdadero nombre,
quizá Frida es tu sobrenombre.

No sé ni tu vida, tus glorias pasadas,
tus sueños futuros, ni tu presente desde
tus ojos como un atardecer.

No sé cuál es tu aroma,
si miras con timidez.
No sé si te gusta solearte
o si prefieres más tu palidez.

No sé si tu sonrisa tiene motivo
o algún sentimiento escondido,
si viajes en Uber o en algún tren.

No sé si tu cabello se convierte
en velo para no reflejar tu sencillez.
Si eres sensible o eres fuerte,
para que no cualquier hombre vea
tu desnudez.

Tu desnudez del alma, porque para ti
la calma es la mejor rutina para el corazón.

Un corazón que sea roto, y es que
no lo sé, pero noto un poco que alguna
vez esos ojos, lloraron sin querer.

No sé ni tu nombre y quizá no me
importe, solo se que en ti veo a un ser
que me hace creer que no todo se pierde,
no todo se entrega y no todo es lo que se ve.

V. M. G. N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *