No le buscaba

No buscaba a alguien como tú,
créeme no lo buscaba.
Buscaba solo un poco de luz,
y no un faro en la madrugada.

No buscaba a alguien como tú,
loca, fría y apasionada.
Amante de las letras, obsesionada,
soñadora que disfruta una noche estrellada.

No te buscaba, fue el azar o el destino,
que te trajo aquí conmigo, un alma enamorada.
Tan rota, tan valiente, pero tan traicionada,
su semblante es feliz pero se siente acabada.

Acabada del camino, tan en ruinas, tan sin nada,
su armadura se ha partido entre amores y olvidos,
entre sabanas y almohadas de inviernos fríos,
entre sonrisas fingidas y falsos cometidos.

Pero sigue corriendo en aquel bosque sombrío,
aunque el tiempo se acabe y el viento no calle,
aunque su pasado como sombra le persigue,
ella sigue remando, contra la corriente del río.

No le buscaba y ahora no quiero que se vaya,
a pesar de decir que ahora no la necesitaba.
Ella se encarga de darme la pieza adecuada,
para seguir pegando mi corazón herido.

V. M. G. N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *