Nuestro poema

Recuerdo con pasión, tu compañía,
esta tarde al sonar de la campana.
Te siento como al sol, cada mañana,
no quiero, ni una vez, tu lejanía.

Recuerdo sombrío, oscuro pasado,
mi presente hoy disfruto, aquí a tu lado.
Una quietud en mi mente has sembrado,
un paisaje hermoso, repleto de flores.

Nuestro amor se ha convertido
en un viaje de emociones y colores,
inventando con los besos más sabores,
manteniendo un corazón muy protegido.

Somos cómplices en esta travesía,
al crear nuestro destino cada día.
Un poema que no acabe todavía,
sin decirte que soy tuyo, que eres mía.

V. M. G. N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *