Vacaciones

Mi corazón se ha ido de vacaciones,
tomó una maleta y unas gafas de sol.
Una chaqueta, algunas provisiones,
un mapa, una brújula y música de rock.

Un poco de medicina, un poco de protector.
un poco de dinero también él se llevó.
Comprará en el camino algún resistol,
para pegar los pedazos que el amor le rompió.

Trazó una ruta pero no sabe en si su destino,
aparenta saber que le espera la aventura,
esconde su risa nerviosa, su miedo repentino,
quisiera un adivino que le prediga alguna cosa.

Se muestra tan valiente siguiendo su camino,
solo él sabe como se siente, cuanto teme fallar,
el viento le aconseja que a veces es mejor callar,
porque se vive disfrutando y no tan solo por llegar.

Disfrutar de un hermoso horizonte,
un par de gaviotas volando sobre el mar,
un cielo repleto de nubes danzantes,
un ocaso tierno que le ocasione llorar.

Un campo minado de infinitas flores,
un bosque gigante, fresco y frondoso,
agua cristalina de un río majestuoso,
poder probar de los frutos, sus sabores.

Llegar al final de este intrépido viaje,
volver a empezar otra nueva huida.
Poder aprender, sanar las heridas,
aquellas que dejo a su paso, la tempestad.

V. M. G. N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *