Hasta que me vaya

Me he encontrado en soledad,
envuelto en un mar de dudas,
en una cárcel con ataduras,
descifrando el código de la felicidad.

He caído entre toda la basura
y encontré recuerdos por reciclar.
En un profundo pozo llegue a mirar,
una esperanza de poder amar,
a esta vida tan dura.

Siento que me muero al fracasar,
me da mucho miedo no poder llegar,
a este destino turbio, me quise aferrar,
aunque contracorriente tenga que nadar.

Pero sigo vivo, sin mucha fuerza.
Me alisto de nuevo para la batalla,
mi alma tiene fe, pues no se calla,
desea seguir luchando, hasta que me vaya.

V. M. G. N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *