Déjame sufrir

No creo saber lo que quiero,
posiblemente sea un parásito
de este mundo sin rumbo.

Un mundo que no tengo idea de su creación,
supongo fue de mi mente una ilusión,
la cual no me lleva a ningún lado.

Absorbo la vileza, lo ruin,
un vaso vacío o sin fondo,
suspiro de prisa, respiro muy hondo,
a veces deseo tener algún fin.

No tengo nada, no ofrezco nada,
vivo un día a la vez, uno a la vez,
no tengo un porque, tengo un destino al revés
se me va el sueño, despertar no me da la gana.

Mi futuro es incierto,
navego en las olas de un desierto,
donde el agua me moja solo los labios,
son solo lagrimas que arrojan mis ojos.

Estoy cansado, tal vez moribundo,
me pesa, me pesa vivir,
no quiero escuchar, solo quiero huir
espejo, espejismo de lo profundo.

Profundo, muy profundo caigo,
en el pozo donde nunca debí salir,
camino, camino que se vuelve largo,
no necesito ayuda, solo déjame sufrir.

V. M. G. N.

116-800x480 (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *