No se ni tu nombre

No se ni tu nombre, ni de tu vida, ni tu anhelo.
No se si respiras el mismo incienso
del cual el destino alimenta al mundo.

No se si tus ojos son cafés claros
como atardeceres, repletos de placeres
por uno girasoles que miran de lejos.

Un monton de preguntas en este corazón viejo,
en este reflejo, que me hace interesarme mas
en tu existencia.

Un reflejo del sol que acaricia tu cuerpo,
que calienta los rincones mas escondidos,
como guiños sensuales que desean penetrarte
hasta el alma misma.

No se ni tu nombre, no se porque te escribo,
mas se que si te miro, mi corazón en el olvido
volverá a sentir palpitaciones.

V. M. G. N.

girasol-blanco-y-negro-23792825

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *