Luceros

No tan solo sus grandes luceros me han llegado a enamorar,
no tan solo sus labios rojos que aun no he podido besar,
no tan solo su sonrisa tierna que hace mi cielo clarear,
no tan solo su hermoso cabello…
no tan solo eso me ha podido hacer suspirar.

Fue algo mas allá de lo físico y de lo terrenal,
fue algo mas sublime de lo normal,
fueron sus ganas inmensas de alegrar,
estos minutos que escribo, cuando en ella suelo pensar.

V. M. G. N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *