El Viajero

Ya no te espero,
ya no imagino entre las nubes tu sonrisa,
cuando siento como el tiempo va deprisa,
cual relámpago que cae y me avisa,
una lluvia de recuerdos de febrero.

Ya no te espero,
mi corazón lo he escondido en el librero,
entre obras de Sabines y de Homero,
para ver quien de los dos es el primero,
en borrarme ya tus ojos de lucero.

Ya no te espero,
ni un abrazo disfrazado de sincero,
ni un susurro mentiroso de «te quiero»,
hoy las rosas se marchitan del florero,
por un beso engañoso y embustero.

Me desespero,
ya no escribo estos poemas con esmero,
esta tinta que he tomado del tintero,
solo expresa una historia de un viajero.
un viajero loco y de sombrero,
que buscaba en el frió de un enero,
un amor tan puro y verdadero.

V. M. G. N.

viajero

One thought on “El Viajero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *