Desvarío

Mira que no es tan simple,
mira que no es tan sencillo,
no es como el cantar del grillo,
que por las noches repite el mismo estribillo.

No es tan fácil,
llevar la cuenta de los días,
en que mi agonía se hace tan alarmante,
cuando el tiempo se convierte en su amante,
mientras se aleja con el viento entre distancias.

Como quisiera,
que durante esta tarde de mayo,
descubra que al final de este desmayo,
del desvarío que me hace daño,
aun exista la importancia de seguirte pensando.

V. M. G. N.

pensando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *