Retorno

Me preguntas si tengo miedo
y claro que lo tengo, es lo único
que me queda, hasta puede que
resulte ser, mi mejor motor.

Tengo un par de monedas
para subir al autobús de la vida
y dejar que me muestre, quizá
con otra perspectiva, lo que en
realidad es el amor.

No me mal entiendas,
yo no guardo rencor,
lo que guardo son recuerdos,
tristes vivencias y alguno que
otro dolor.

Tengo la vista adelante,
unas cuantas maletas y
del café, su sabor.
Traigo conmigo lo que
realmente soy, un sueño,
un poema y este adiós.

V. M. G. N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *